El búnker del Atlético en el Bernabéu resistió los ataques del Real Madrid