Anoeta, primera final liguera para Ancelotti