Arbeloa pretendía recoger el trofeo con la camiseta del Bayern de Xabi Alonso