El Rayo Vallecano no teme a nadie y ya está en Europa