Lo que ocurrió tras los 57 segundos del partido de Santander