Las protestas del CD Aviación no evitan que el Ayuntamiento derribe su estadio