El problema del Barça es más mental que físico: escuchamos a los expertos