El primer revés de la era Zidane: se dejó dos puntos en el Benito Villamarín