La presidencia del Barça, en juego: Bartomeu saca pecho y Laporta recuerda su legado