Las preocupaciones de Zidane: intensidad, actitud, juego y sin confianza