Así fue la rueda de prensa de Luis Enrique: risas, ironía y muy pocas respuestas