"Me pone contento que los aficionados tengan lo que esperaban: ser campeones"