El policía portugués que agredió a un padre frente a su hijo es expedientado