La plantilla del Girona pide perdón por un "desagradable malentendido" y niega haber insultado a su afición