Pitos, insultos y hasta un disfraz de rata: así calentaron algunos aficionados del Atlético el recibimiento a Griezmann