Piqué se convierte en el segundo defensa más goleador del Barça después de marcar contra el Lyon