Un periodista argentino, a Chile: "Cuidado que una tragedia no les vuelva a comer tierra"