El gol del Mónaco viene precedido de un cambio de estrategia táctica de Guardiola