Los dos guiones de Vallecas: el Rayo mandó en la primera y el Madrid mató en la segunda