París ya da por perdido a Neymar: Su situación es casi irreversible