Sergio, el niño que superó un cáncer y se hizo amigo íntimo de Arribas