De vivir en un orfanato en Guinea-Bisau a cumplir el sueño de conocer el Camp Nou