El fan número uno de Cristiano lleva todo el cuerpo tatuado con el crack portugués