Las caras nuevas del Barça también saben ganar títulos jugando con rapidez y al toque