Neymar, fuera de sí tras la derrota ante el Manchester