Neymar se reconcilia con la grada del PSG: dejó que Cavani tirara el penalti por aclamación popular