¿Hay una mano negra sobre el Barça? El club sigue denunciando el complot