Un periodista mexicano narra la rabona de Cristiano: "¡No lo metió por payaso!"