Los 'cuervos' demuestran que no saben perder: "Cada nena que tocas, se caía"