Cristiano falló un gol cantado a los tres minutos