Una manifestación de profesores protesta ante el autobús de Brasil a su llegada al hotel