Los jugadores de España declaran el estado de buen rollo en Washington