La Selección española se libró de lesiones en el último partido