Neymar dejó la concentración de Brasil como una celebridad