Muros inacabados, agua en el suelo, cables colgando... así está el estadio de Curitiba