La Roja nunca se rinde y se prepara para levantarse ante Chile