España disfrutó con la humillación de Alemania a Brasil en el Mundial