Cristiano no tuvo su día ante EEUU y está con un pie y medio fuera del Mundial