Así se vivió la primera victoria de Brasil