La Rojita hace los deberes contra San Marino (0-3) y ya piensa en Estonia