El milagro Modric: el croata ya toca balón y entrena con sus compañeros