La misma foto, los mismos jugadores, el mismo escudo… pero quince años después