Los 36 minutos del cabreo de Cristiano desde que es sustituido por Sarri: sin pasar por el banquillo y del vestuario a casa