Los 75 minutos de fútbol de Cristiano no sirvieron para dar la victoria a Portugal