Los miembros del Frente Atlético fueron pocos y silenciosos contra L'Hospitalet