Los hinchas merengues invaden Milán: están muy confiados en llevarse la Undécima