Los gestos de complicidad entre Cristiano y Florentino y el mensaje al oído del presidente