Marcelo, el único jugador que evitó el saludo de despedida a Solari en Valladolid