Marcelo se quitó el peto de calentamiento antes de que Solari hiciese el último cambio