Maradona intenta reeditar la 'Mano de Dios' 31 años después en un amistoso en Corea